Rincón de invierno en el jardín.

18 sept. 2009

La joya única (cuento para la reflexión)

Cruzando el desierto, un viajero inglés vio a un árabe muy pensativo,sentado al pie de una palmera. A poca distancia reposaban sus camellos, pesadamente cargados,por lo que el viajero comprendió que era un mercader que iba a vender sus joyas y valores a alguna ciudad vecina.
Como hacía tiempo no conversaba con nadie se acercó al pensativo mercader:"Buen amigo ¡salud!parecéis muy preocupado.¿Puedo ayudaros en algo?¡Hay! respondió el árabe con tristeza,"estoy muy afligido porque acabo de perder la mas preciosa de las joyas".
"¡Bah!" respondió el inglés, "la pérdida de una joya no debe ser gran cosa para vos que lleváis tesoros sobre vuestros camellos y os será fácil reponerla".
"¡¿Reponerla?!"exclamó el árabe."Bien se ve que no conocéis el valor de mi pérdida".
"¿Qué joya es, pues?"
"Era una joya", le respondió el mercader"como no volverá a hacerse otra.Estaba tallada en un pedazo de piedra de Vida y había sido hecha en el taller del tiempo.
Adornábala veinticuatro brillantes,alrededor de los cuales se agrupaban sesenta más pequeños.Ya veis que tengo razón al decir que joya igual no podrá reproducirse jamás.
"A fe mía"dijo el inglés"vuestra joya debía ser preciosa".Pero¿ no creéis que con mucho dinero pueda hacerse otra igual?
"La joya perdida respondió el árabe, volviendo a quedar pensativo,"ERA UN DÍA" y un día que se pierde no vuelve a encontrarse"

Realmente un cuento para reflexionar.

9 comentarios:

  1. Que capacidad ya has escrito otra entrada, que gran verdad tiene la historia yo como siempre digo vive el presente todo lo que puedas que puede que dentro de un rato se te caiga una maceta en la cabeza y se acabo, ya se que no es tan poetico, pero yo no naci poetisa naci para aprender de la vida y mejorar par esta y la siguiente un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. hola me siento muy honrada que hayas pensado en mi muchas gracias pero la primera sensación es que me ha dado vergüenza y te iba a decir que no pusieras el enlace pero veo que ya lo has puesto es que en el fondo para unas cosas soy muy descarada y para otras como en este caso muy timida vamos rara, rara gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. rara porque a mi me gusta lo que escribes y tienes much@s seguidores por algo será

    ResponderEliminar
  4. Grandiosa reflexión, mi amiga, mientras la leía, pense perdió su reloj, pero si tenía razon, perder un día es algo que no te repone la vida. La mama de una mi amiga, doña Jose, siempre decía: cada día su propio afan...y subia un grado la voz:no lo desperdicien, mis niñas!Un abrazo clasico, mi amiga

    ResponderEliminar
  5. Gracias y cuanta razón tenia doña Jose, abrazo

    ResponderEliminar
  6. Muy buena reflección y hermosa tu nueva casa, te sigo y te deseo la mejor de las suertes.abrazos de luz desde Israel.

    ResponderEliminar
  7. gracias helen yo también te sigo a ti un abrazo desde uruguay

    ResponderEliminar
  8. Este cuento es de un autor del que no recuerdo el nombre... Está en un libro que tiene cerca de sesenta años en casa. Rosita.

    ResponderEliminar
  9. Esta historia es de Rabindranath Tagore!!!.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.