18 nov. 2009

El Ciempiés


¿Qué complicación (exclamó el Abad viendo caminar a un ciempiés) y qué maravilla:lo hace tan bien que parece fácil.
De pronto, le vino a la memoria una historia que había escuchado no sabía donde:"El pequeño ciempiés sintió que debía lanzarse a caminar, y preguntó inquieto a su madre:-Para andar, ¿Qué pies debo mover primero: los pares o los impares, los de la derecha o los de la izquierda, los de adelante o los de atrás?¿O los del centro?¿Y como?¿Y por qué?
-Cuando quieras andar,hijo mío -le respondió la madre-deja de cavilar y simplemente .....anda.
A veces la mente nos impide hacer por el freno de la duda.Si nos ponemos en marcha comprobaremos que todo se va ordenando a nuestro alrededor.Simplemente actuemos.

4 comentarios:

  1. Bella historia mi amiga, muchas veces nos quedamos en eso: cavilando, pensado en hacer...lo mejor es hecharse a andar! Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. hecharse a andar eso mi amiga,abrazos

    ResponderEliminar
  3. Asi es si demoras pensando o preguntando nunca haras nada en esta vida.
    Un post genial, como siempre principio :)
    Saludos

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.