5 ago. 2010

Piensa y luego habla.


Si deberíamos pensar antes de hablar,
calmarnos cuando estamos enojados,
luego hablar.
Es algo difícil
la palabra es lo primero que solemos utilizar
para herir o defendernos.
Una cometa
se puede recoger
después de echarla a volar.
pero las palabras jamás se podrán recoger una vez que salgan de nuestra boca.

30 comentarios:

  1. Principioyfin, nuestras bocas debieran tener cierres automaticos y solo abrirse cuando la razón lo ordene, asi evitariamos muchos equivocos y decepciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho tu entrada. En pocas frases, defines el efecto de las palabras.
    Seguiré visitándote.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. fiaris...

    Cuantas veces habre dicho algo y decimas de segundo despues he pensado "cachis, me tenia que haber callado" y es que es cierto. ¡Hay que pensar antes de hablar¡ sobre todo si lo que pretendemos es llevar siempre la razon o utilizar argumentos no solidos.
    Y es que en boca cerrada no entran moscas...

    cariños

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto. Las palabras hacen mucho daño, tanto para el que las escucha o recibe, como para el que las emite. Uno por el dolor que siente al escucharlas, y el otro por lo mal que te sientes después de haberlas dicho en un momento de enojo.
    Mi abuela madre decía un refrán en catalán, que traduzco, (aunque no rime en castellano):
    "La lengua no tiene huesos, pero los rompe bien grandes".
    La palabra es la base sobre la que se sienta la fuerza física. Una ordena a la otra. Parece que sea al revés, por la magnitud de los resultados, pero si te paras a pensar, la palabra es la que incita, en un inicio, a usar la fuerza.
    Un abrazo!!!
    (te he votado también el la blogosfera)

    ResponderEliminar
  5. Creo que a veces le damos demasiada importancia a las palabras, cuando son sonidos de seres imperfectos que TRATAN DE representar pensamientos y emociones muchas veces sin conseguirlo. Estamos demasiado endiosados. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente, las palabras no solo son aire. Son objetivas y llevan muchas veces una postura mala. Hay que tener la virtud de la prudencia, ella nos enseña como moderarnos.

    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  7. Querida Alfa, cuanta razón tienes. Hay quien dice que las palabras se las lleva el viento...no estoy de acuerdo con ello, salvo en un negocio, en la vida...una palabra te puede herir más que una bofetada, a veces, solo a veces, deberían algunos seres morderse la lengua antes de hablar. También una palabra bien dicha, te puede hacer tocar el cielo. TQM cielo. Besos para Walter y para ti más besos con abrazos. Uru.

    ResponderEliminar
  8. Muy cierto, muy cierto. Y se puede hacer mucho daño. También se puede curar cuando esas palabras se cargan con lo opuesto, vale decirlo. Bella entrada. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Y el daño que pueden hacer las palabras ....!!! Genial mi niña.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  10. Hola...

    Pasa que, el ser humano no es perfecto y los fallos son muchos ... pero llevas toda la razón, en ocasiones estamos mas guapos calladitos, jjejeje...

    Besotes de linda tarde

    ResponderEliminar
  11. Decía una canción que escuché hace mucho: "Las palabras se las lleva el viento, lo que queda son los pensamientos"
    Por eso, sí, cuidado con lo que decimos.
    Buena reflexión.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  12. Cuanta razón tienes, y cuanto caso deberíamos hacer a esas palabras!

    ResponderEliminar
  13. es enorme el daño que puede hacer una palabra o cuánto puede llegar a sanar! es enorme su poder.
    besos, querida amiga!

    ResponderEliminar
  14. Cierto, pero es tan difícil no?, es lo que intento hacer todos los días.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Cuanta verdad en tan pocas palabras...hablando de ellas!!....las palabras no todas se las lleva el viento...algunas quedan clavadas en el corazón haciéndolo sangrar...bella entrada....un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  16. Que gran verdad Fiaris...en caliente es mejor no hablar porque se puede hacer mucho daño...besoosss

    ResponderEliminar
  17. Que razón que tienes amiga, hace un tiempo escribí un poema que más o menos decía así
    cuenta hasta cien
    antes de hablar
    piensa a quien
    con ello vas
    a dañar.....etc etc.
    Las palabras nos pueden elevar al Cielo o hacernos muy desgraciad@, vigilemos lo que sale de nuestros labios.
    Besos amiga y perdona mi retraso de hoy, he tenido un día.......

    ResponderEliminar
  18. Totalmente de acuerdo, especial para los loros lengualargas, jaja. Excelentes juegos de palabras.
    Un cariño.

    ResponderEliminar
  19. Por que las palabras son como cuchillas. si salen afiladas hieren, por eso concuerdo contigo ....pensar antes de hablar ....aunque sea un poquito.

    ResponderEliminar
  20. En ocasiones es complicado reprimirse las ganas de decir lago y quedarse a gustito. Yo también creo que hay que hacer esfuerzo en reflexionar primero...y después, si hace falta, soltar bilis. :-)
    Salu2

    ResponderEliminar
  21. habria que clasificar las palabras, las dulces que salen de nuestro corazon feliz y amado, las tristes cuando nuestra alma esta quebrada, las hirientes cuando explotamos de ira. y tantas otras formas que expresamos con las que acercamos o alejamos, pongamos un espejo en los ojos del que tenemos enfrente asi sabremos hasta donde llegamos o queremos llegar, gracias como siempre por darnos tiempo para pensar!!Graciela

    ResponderEliminar
  22. eso, muy bien puesto el titulo!!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Las palabras son impetuosas, suelen cobrar vida y manejarse por sí solas, rebelándose contra la razón, son muy peligrosas. Pero para contenerlas basta simplemente con antecederse a su salida, pasarlas por la criba de la meditación, del pensamiento.

    Un abrazo Fiaris, que estés muy bien.

    ResponderEliminar
  24. Cuanto daño pueden hacer las palabras!. Tienes razón, mejor pensar antes que ofender.

    Hay una frase que me gusta mucho que dice: "habla solo cuando tengas algo mejor que decir que el silencio".
    Un beso muy fuerte querida amiga

    ResponderEliminar
  25. Ay, pero cuanto duelen las palabras, dejan huellas difíciles de borrar. Buen consejo pensar antes de hablar.
    Besitos,

    ResponderEliminar
  26. Por algo se dice que la palabra es la más efectiva de las armas, tanto en la libertad de expresarla como en la prohibición de usarla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Como dice mi madre: antes de hablar piensa hasta diez y luego vuelve a empezar.
    El problema es que se pierde la espontaneidad y la sinceridad, cuando se medita las cosas se trata de no herir...

    ResponderEliminar
  28. Si somos eclavos de lo que decimos.

    Cariños

    ResponderEliminar
  29. Las palabras son un arma mortal cuando no son bién utilizadas, como las hay todo lo contrario. Además no se olvidan fácilmente.
    Un abrazo, buen domingo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.