Atardecer en Punta del Este.

30 abr. 2010

Alegría y belleza.


No existe mejor embellecedor del rostro, o formula, o comportamiento, que el deseo de rodearnos de alegría y de alejar el dolor de nuestro alrededor.
Ralph Emerson

29 abr. 2010

La primavera interior.


Hoy está presente, renaciendo nuevamente esa energía infinita, real, indetenible.
Se siente bullir el corazón.
Si estás así, permite te como el árbol renovarte con esa fuerza que nos impregna, dejemos brotar las ramas y que se extiendan sus dedos para alcanzar a otros.
Así podremos florecer, y esas flores multicolores serán palabras perfumadas de unión y paz.
Es una forma de comparar al ser humano con la primavera.

27 abr. 2010

El fuego del hogar.

El cuadro y la poesía todo made in Fiaris,jaja.

El crepitar del fuego
me lleva a pensar
las formas que dan las llamas
sus colores ¡disfrute visual!
Ahora se me antoja
que vi un pájaro
sus alas azules y naranjas
y su pecho carmesí.
Y vuela dentro del hogar
viaja hacia la chimenea
parece que se va,
pero regresa
y se posa en un tronco
a medio quemar
se interna en su lecho,
calor abrazador
se entrega y se va.

25 abr. 2010

Todo depende,a reirnos un poco.

Me lo enviaron por mail.



Hacerlo parado fortalece la columna,
boca abajo estimula la circulación de la sangre, boca arriba es más placentero,
hacerlo sólo es rico, pero egoísta,
en grupo puede ser divertido,
en el baño es muy digestivo,
en el auto puede ser peligroso...
Hacerlo con frecuencia
desarrolla la imaginación, entre dos enriquece el conocimiento,
de rodillas resulta doloroso...


En fin, sobre la mesa o sobre el escritorio,
antes de comer o de sobremesa,
sobre la cama o en la hamaca,
desnudos o vestidos,
sobre el césped o la alfombra, con música o en silencio,
entre sábanas o en el closet:
hacerlo, siempre es un acto de amor.
No importa la edad, ni la raza, ni el credo,
ni el sexo, ni la posición económica...

... Leer es un placer

Chau amigo Raúl.

Pequeño homenaje a un amigo de mi esposo que nos ha dejado hoy.

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.