Del jardín al blog.

14 oct. 2011

Vanidad.




La vanidad está tan arraigada en el corazón
del hombre que todos desean ser admirados.
Aquí incluyo tanto al que escribe
estas lineas,como al que las lee.
Blaise Pascal.

23 comentarios:

  1. No sé yo, si darle la razón a este señor jaja.
    Buen finde
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Vanidad de vanidades, todo es vanidad!
    Besotes y un lindo fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. EXCLUYO A QUIEN ESCRIBIÓ ESTAS LETRAS. PORQUE DE SEGURO NO ES UNA PERSONA VANIDOSA; SI LO FUERA, NUNCA LAS HUBIERA ESCRITO. FULLL PENSAMIENTO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  4. Supongo que tiene razón y que en el fondo todos queremos ser admirados.

    buen finde y besitos de jengibre.

    ResponderEliminar
  5. No será generalizado, en todo caso, yo me declaro culpable; a veces soy culpable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Seguramente marche de la mano con la necesidad de autoafirmación y esto tiene que ver con seguir vivo. Beso.

    ResponderEliminar
  7. A falta de mi autoestima hasta la vanidad ha desaparecido ;) TQM
    Besos enormes

    ResponderEliminar
  8. Alguno habrá que se salve, vamos, digo yo...

    besos

    ResponderEliminar
  9. Es cierto, otro gran defecto de la humanidad.
    Y seguirá acrecentándose.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. La vanidad como todo en esta vida en su justa medida tiene su encanto...
    Dicen que es un pecado capital, pero no creo que sea para tanto si nos sirve para sentirnos un poco mejor con nosotros mismos..
    En exceso,si, creo que no es demasiado recomendable.
    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Fiaris.
    Todos tenemos un punto de vanidad, e incluso otros un "Puntazo".
    Una reflexón muy acetada.
    Un abrazo.
    Ricard

    ResponderEliminar
  12. Buenas noches..

    La vanidad como la envidia, es el mal de la humanidad..

    El diseñador, a diferencia del artista, no es normalmente la fuente de los mensajes que comunica, sino su interprete..

    Besotes de buena semana

    ResponderEliminar
  13. Luego,,,, pasa mucha agua bajo el puente y....comprendes.

    Cariños y buenisima semana!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo.
    Aunque a mucha gente le cuesta reconocerlo.
    Quizás es que su vanidad se lo impide.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola FIARIS
    Bueno es parte del ego y sin ella no estaríamos vivos, todos necesitamos ser reconocidos, pero sin excesos, un poco no está mal.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Demasiado arraigada Fiaris... destripemosla sin contemplaciones!! ;)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Tremendo pecado capital por el que perdemos la alegría.
    Cariños, Fiaris.

    ResponderEliminar
  18. Estoy con Balo, vanidad y envidia, aunque añadiría el egoismo, no todo lo malo va a ser de genero femenino :)) digo yo.
    Ahora en serio: vanidad, envidia y egoismo son como los tres pilares del mal; pero en su justa medida y equilibrio pueden ser grandes aliados del bien.
    ¡Un abrazoteeee enorme!

    ResponderEliminar
  19. Hola Fiaris

    La vanidad nos atrapa sin darnos cuenta, a algunos más que a otros. Deberemos estar alerta, al ver cómo se asoma y permanece a nuestro alrededor para decirle, adiós.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  20. Hola, Fiaris:

    Hay algo de vanidad en cada uno de nosotros, aunque algunos exageran la nota.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Es un auténtico placer pasear por tus letras que son de una riqueza exquisita cada persona tiene algo de vanidas, algo pero tenemos. desde Jaén un saludo

    ResponderEliminar
  22. Fiaris,a veces necesitamos valorarnos y que nos valoren,es cierto.Pero todo a su justa medida,sin excederse,el equilibrio es necesario y sobre todo ser conscientes de nuestros límites,porque la humildad nos enseña siempre.
    Mi gratitud y mi abrazo inmenso,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.