Del jardín al blog.

13 oct. 2012

Ahora si.


Cuando el alumno está listo el maestro aparece.



19 comentarios:

  1. Todo tiene que ver con todo.

    Cuando hay dinero, aparece un politico.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. !jaja! que mala suerte tienen esos alumnos con la llegada del profe...
    Gracias por alegrarte conmigo por mi libro.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  3. Pues si, es así, y cuando uno esta listo las cosas surgen ante uno, lo que sea. un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Será por eso que a veces no aparecen?

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Un buen alumno siempre está dispuesto para aprender ..

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. En el momento apropiado, ni pronto, ni tarde...

    ResponderEliminar
  7. Sin ningun lugar de duda, tal cual

    Acercandome a ti a traves de estas lineas, deseandote una muy buena semana y compartiendo algo leido:

    "Si exagerásemos nuestras alegrías, como hacemos con nuestras penas, nuestros problemas perderían importancia"

    Cariños

    ResponderEliminar
  8. Te quiero mucho también hoy domingo...

    ResponderEliminar
  9. A veces solo hace falta un poco de empeño por nuestra parte para conseguir las cosas y cuando llegan las ayudas ya no son necesarias.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Fiaris

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Suele ser como indicas, para la suerte de los dos.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  11. Así es!
    Un cariñoso abrazo y que tengas una linda semana!

    ResponderEliminar
  12. Seguramente estarán listos para aprender. jaja. Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Si tienes verdaderas ganas de aprender, tranki, que el maestro llegara, lo mismo que cuando un profesor esta listo para enseñar, los alumnos aparecerán.

    Besos Fiaris!!

    ResponderEliminar
  14. Es cierto!
    Lo bueno, si breve, dos veces bueno...

    Cariños!

    ResponderEliminar
  15. Cuanta razón tienes.
    A veces por más que lo intentemos no estamos predispuestos a aprender y entonces, todo lo dicho cae en saco roto.
    Mucho mejor si está listo...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  16. Pues sí, solamente es necesario el deseo de aprender.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.