Atardecer en Punta del Este.

12 abr. 2014

Desprendete.


20 comentarios:

  1. Claro.
    Lo importante es convencer a la mente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Muy sabias palabras.
    Besos, buen finde, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Desprenderte de que algo te pertenece cuando nos pasamos la vida aspirando a lo contrario. Caminamos en dirección contraria.
    Un beso Fiaris

    ResponderEliminar
  4. Es muy importante, sabrás darle a todo la dimensión que le corresponde, un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¿Y que es lo que nos pertenece realmente? Hasta las ideas ya han sido antes de otros.

    ResponderEliminar
  6. "cuando te saques el peso del mundo sobre tus hombros, comprenderás que no estaba apoyado ahí"... algo así leí hace muchísimo tiempo y creo que podría darse la mano con el pensamiento que nos compartes hoy... un poco dejar de creérsela no?

    beso grande!

    ResponderEliminar
  7. Así es, estoy de acuerdo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. ....nada es nuestro, nada nos pertenece, todo es prestado, incluso la vida no es nuestra y cuando menos te lo esperas te la arrebatan. ;(

    Muchos besos Fiaris!

    ResponderEliminar
  9. Sabias palabras. Gracias por compartirlas. Un beso enorme y feliz día.

    ResponderEliminar
  10. Sabias palabras. Gracias por compartirlas. Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
  11. Sabias palabras. Gracias por compartirlas. Un beso enorme y feliz día.

    ResponderEliminar
  12. Ufff eso es complicado. Siempre tenemos pertenencia a algo.

    ResponderEliminar
  13. Completamente de acuerdo, nada nos pertenece.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. La llave de la felicidad.
    Abrazo, Fiaris.

    ResponderEliminar
  15. Desprenderse de lo material!

    saludos

    ResponderEliminar
  16. La vida no es nuestra, pero si las cosas materiales. Es un sabio consejo pero ¿Quien se desprende de todo?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.