Desde el jardín.

12 abr. 2014

Desprendete.


9 abr. 2014

Podes,pero.............




Podes pegar una cinta engomada en tu mano.
Y si lo haces con cuidado la unión queda firme.
Podes despegarla y pegarla de nuevo
pero su adherencia ya no será la misma que la primera vez.
Podes repetir la operación más veces,
pero cada ciclo de agarre de la goma será menor.
La razón es evidente...cada vez,
pedacitos de tu piel pequeños e invisibles son arrancados en el tirón.
Son esos desgarros microscopicos
los que impiden que la unión se vuelva estable o duradera.
Son esos pequeños desgarros sumados
los que, finalmente,un día consiguen que la cinta no se pegue mas.

Tramo del libro Estás conmigo

7 abr. 2014

Se puede.

Para alguien especial.

Fiaris.
Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.