Del jardín al blog.

13 mar. 2015

Ver la puerta.




Cuando se nos cierra una puerta,
siempre hay otra que se abre.
Lo malo es que miramos hacia atrás la puerta que se cerró,
y no vemos la que tenemos abierta frente a nosotros.

Fiaris.

12 comentarios:

  1. Debemos fijarnos más que bos iría mejor, abrazo

    ResponderEliminar
  2. Y cuando el portazo es más fuerte... se abren mágicamente, no una... muchás más.
    Un besazo de anis.

    ResponderEliminar
  3. Es que hay que tener su cuota de optimismo
    Que hermosos ibiscus los picaflores estaran de parabienes !!!!!!
    Cariños

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo.
    Yo antes no veía las que se abrían.
    Ahora ya si.

    Besos y gracias por estar siempre.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Fiaris

    Qué gran verdad acabas de escribir. Estamos tan temerosos de caminar hacia lo nuevo, que a veces, preferimos no ver que existen nuevas posibilidades y que estamos preparados para vivirlas con éxito.

    Feliz fin de semana.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. A veces nos obsesionamos con lo perdido y no vemos las otras puertas.
    Un buen pensamiento.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
  7. Siempre sucede.

    He andado un pelín ausente.

    Saludos Fiaris.

    ResponderEliminar
  8. A veces se abren puertas, otras veces se cierran y no vemos cuando se abren o tenemos miedo de cruzarle, sabes amiga aún no veo mis puertas abiertas aunque sea sólo un poquito te quiero Fiaris como siempre

    ResponderEliminar
  9. Y que verdades dices. A veces estamos tan ciegos, que esa puerta que tenemos abierta, está en nuestros morros y no la vemos.

    Besos Alfa y gracias por tus visitas.

    ResponderEliminar
  10. Alfa te dejé comentario, lo que no sé si ha entrado.

    Besos.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.