Atardecer en Punta del Este.

16 nov. 2015

Cuento.


12 comentarios:

  1. Hermoso cuento.
    Besos, buena semana, amiga

    ResponderEliminar
  2. Asi lo creo y que se contina en el tiempo y espacio.
    Cariños y a pesar de muchas cosas buena semana

    ResponderEliminar
  3. destinados irrompiblemente a encontrarse
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Bonita leyenda....y ¿si fuese realidad?, aunque, más que un hilo rojo pienso que es, una especie de imán que sabe atraer a todo aquel predestinado para nuestro crecimiento.
    Abrazos todos.

    ResponderEliminar
  5. indica un vínculo muy fuerte tu hilo Fiaris..... interesante leyenda

    ResponderEliminar
  6. Bueno pero si se tensa demasiado aunque no llegue a romperse, no se hasta que punto conviene la existencia de ese hilo rojo. Ya que el encuentro lo mismo no resulta muy fructuoso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Una leyenda muy interesante, que nos hace reflexionar a todos, Fiaris.
    Mi abrazo de luz y mi cariño, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  8. Le pido a ese hilo rojo que me lleve allá donde esté mi niña.

    Bss.

    ResponderEliminar
  9. Estoy segura que es así!

    Hola, vine a visitarte, te he visto en varios blogs que visito,
    con tu permiso, estaba la puerta a abierta =)))

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.