Rincón de invierno en el jardín.

13 sept. 2016

Cambiar el chip.

cerebro feliz.imagen de internet.

Que importante es cambiar el chip.
No me refiero al del teléfono sino al chip emocional.
Y he visto en estos días reflejado un cambio de chip muy beneficioso para alguien muy querido.
Ese dar vuelta las cosas y pasar de lo negativo a lo  positivo.
Sin esperar mucho, decisión y ya.
Apostar al cambio y comenzar a cambiar.

Fiaris. 

13 comentarios:

  1. Es muy cierto es necesario cambiar el chip. sobre todo hacer el cambio de lo negativo a lo positivo.

    Saludos Fiaris.

    ResponderEliminar
  2. De vez en cuando hay que cambiarlo, no cabe duda, y para ello lo mejor, es desconectar de lo que se haga aunque sea unos días.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Asi es Fiaris la vida es corta para ser tan rigidos
    Cariños y bella la imagen de cabecera

    ResponderEliminar
  4. Cuando entramos en la rutina, tendríamos que tener la capacidad de cambiar el chip y tomar otro rumbo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Cuantas mas vueltas le damos a los problemas mas tardamos en solucionarlos. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  6. No es fácil, no ... pero hay que seguir intentándolo. Besetes.

    ResponderEliminar
  7. Es bueno cambiar el chip, al menos cambia tu forma de pensar y ya todo fluye. Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro por esa persona.
    Y sí, hay que intentar buscar la parte positiva.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Cuesta pero es necesario para sobrevivir. Dejar de rizar el rizo, meternos en otra cosa, dejar fluir la vida y darnos cuenta que no todo depende de nosotros.

    ResponderEliminar
  10. Decision y ya! Ahí empieza todo! Gracias!

    ResponderEliminar
  11. Hay que cambiar los chip para no quedar estancados. De vez en cuando viene muy bien. Adelante.
    Besosss!

    ResponderEliminar
  12. No siempre se consigue cambiar en chip, pero hay que seguir intentándolo, no desanimarse.
    Abrazos

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.