Del jardín al blog.

10 ene. 2017

La paloma real (cuento sufí)








En cierta ocasión, mientras deambulaba por el palacio, vio por primera vez en su vida un halcón real. Hasta entonces, Nasruddin jamás había visto semejante clase de paloma. De modo que tomó unas tijeras y cortó con ellas las garras, las alas y el pico del halcón.

-«Ahora pareces un pájaro como es debido» -dijo-. «Tu cuidador te ha tenido muy descuidado».

¡Ay de las gentes religiosas que no conocen más mundo que aquel en el que viven y no tienen nada que aprender de las personas con las que hablan!

Anthony de Mello

9 comentarios:

  1. Muy bueno Fiaris. Cuantas personas de esas, que sólo lo suyo es lo correcto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Creo que todos se aprende.

    Saludos Fiaris.

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía.
    Me gusta mucho!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Nasruddín tenía una mente cuadriculada y no veía más allá... libertad de cada uno es sagrada y debemos respetar su forma de ser y de pensar...
    Mi abrazo, Fiaris.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué gran enseñanza en tan pocas líneas! De plena actualidad en nuestros días.
    Cariñoso abrazo Fiaris

    ResponderEliminar
  6. Tal cual, venimos a este mundo para realizar cada uno cierta tarea
    Cariños

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.