11 sept. 2017

Moraleja.




Había un ratón que estaba siempre angustiado porque tenía miedo del gato.
Un mago se compadeció de él y lo convirtió… en un gato.
Pero entonces, empezó a sentir miedo del perro. De modo que el mago, lo convirtió en perro. Luego empezó a sentir miedo de la pantera, y el mago lo convirtió en pantera. Con lo cual comenzó a temer al cazador.
Llegado a este punto, el mago se dio por vencido y volvió a convertirlo en ratón, diciéndole:

“Nada de lo que haga por ti va a servirte de ayuda, porque siempre tendrás el corazón de un ratón.”

9 comentarios:

  1. Ese miedo a todos los niveles...
    Muy bueno Fiaris.
    Besazo.

    ResponderEliminar
  2. O el miedo siempre dentro de el, bello cuento, corto pero contundente :* besos ;)

    ResponderEliminar
  3. Y sin solución, el que nace así no hay quien lo mejore. Muy buena la moraleja. Abrazucos

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, Fiaris, habrá que tenerlo en cuenta.
    Besos 🌹 🌸 💐 🌼 🌷

    ResponderEliminar
  5. Cada uno tiene que asimilar lo que es, pretender ser lo que no eres, es complicarse la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. El miedo es algo a vencer a cada momento. Si no, nos deja paralizados.
    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
  7. Una gran leccion!! me ha gustado.
    Besos

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.