Del jardín al blog.

28 ene. 2011

No podemos saber.Pero.............

No podemos saber lo que nos sucederá en la vida.
Pero sí podemos decidir lo que sucede dentro de nosotros.......
Nuestros sentires.
Nuestras penas.
Nuestras alegrías............
Y también podemos aprender a controlarlas.
¡Inténtalo! y veras que sí se puede.
Fiaris.

21 comentarios:

  1. Hola Fiaris

    Es posible que no podamos saber que va a suceder mañana, pero si somos capaces de saber lo que sentimos y pensamos, tal vez, si sepamos enfrentarnos o recibir a mañana.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Somos dueños de nuestro limitado presente, lo que realicemos en ese minuto es nuestra responsabilidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Querida Fiaris, hoy nos has dejado unos deberes muy difíciles para el fin de semana, no es tan fácil controlar lo que sientes; pero lo intentaré.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. claro que si ! y por eso yo pienso que vivamos intentando !

    ResponderEliminar
  5. Tienes toda la razón, podemos saber lo que sentimos y pensamos...
    Precioso el pajarito con la tarjeta de bienvenida en el pico, me encantó.
    Besicos de lindo fin de semana fiaris,

    ResponderEliminar
  6. Bueno yo hace tiempo que vivo el hoy y me preparo para seguir mañana con entusasmo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Te doy toda la razón Fiaris, lo podemos conseguir, a poco que nos lo propongamos.

    Perdona por utilizar este comentario, para preguntarte si sabes algo de Uru? en sus blogs ya no se puede acceder.

    Abrazos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Buenas noches..

    Siempre es un placer leerte.. gracias por compartirlo...

    Besote de buen fin de semana

    ResponderEliminar
  9. lo sabemos amiga si...lo que sentimos vivimos con seguridad amiga es algo que no escapa lo sabemos ... linda entrada

    saludos
    lindo final de semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  10. Otro axioma mi querida Fiaris.

    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Claro que se puede Fiaris, pero es mejor no controlar las alegrias sino descontrolarlas, si las penas y las tristezas y la ira....para no hacernos ni hacer daño, pero las alegrias no, ellas ponen de manifiesto lo mejor de la vida, en contraste con las desdichas, la incertidumbre...un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Ainssssssss mi niña!!! Lo intento, ¡y lo conseguiré! Precioso ;) TQM
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  13. Hola Fiaris
    Creo que la vida no sería interesante si supiéramos de antemano las cosas, trabajar en las emociones, controlarlas, de alguna manera nos prepara para lo que nos pueda suceder.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Claro que se puede FIARIS, nosotros tenemos ese poder dentro, sólo hay que descubrirlo y ponerlo en acción.
    Un abrazo querida amiga y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. SIIII, TIENES TODA LA RAZÓN.
    BESOS

    ResponderEliminar
  16. Esto me recuerda aquel poema de Willian Ernest Henley, poema de cabecera de Nelson Mandela durante los 40 años que estuvo en prisión:
    ..............soy el amo de mi destino,
    soy el capitán de mi alma.

    Un saludo. Ángeles.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Fiaris...!
    También yo creo,como tú,que podemos controlar nuestro interior.
    CREER ES CREAR Y RECREAR LA VIDA...!

    Te dejo mi felicitación y mi abrazo por tu sendillez y claridad.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  18. Hummmm, no siempre.A veces las emociones nos dominan.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Somos dueños de nuestro presente y somos conscientes de como somos. Debemos y podemos rectificar en nuestro errores y acentuar, si es posible, en nuestros aciertos. !Claro que es posible.
    Besos fiaris

    -muy bonito ese pajarillo de bienvenida-

    ResponderEliminar
  20. hola Fiaris,

    es el poder mental que pongamos en ese esfuerzo por mejorarnos.

    un fuerte abrazo^^
    RR

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.