15 jul. 2019

Vasija rota.




imagen de internet.

Hoy he leído algo que me ha dejado reflexionando.
Era un cuento o leyenda,sobre el quererse tal cual somos.
Un aguatero trasladaba agua desde un manantial a casa de su amo.
Al final del trayecto solo llegaba una vasija llena y la otra por la mitad.
Un buen día la vasija rota le dijo al aguatero que le apenaba mucho lo que sucedía a causa de sus roturas.
Entonces este le contesto que si había visto las flores que habían crecido en el camino.
Míralas y te sentirás orgullosa,al día siguiente,le pregunta¿las has visto?si le contesta son muy bellas pero tu pierdes dinero cada día por mis fallas.
Si no fuera por tus grietas las flores no hubiesen nacido,siempre he sabido de tus grietas y sembré las semillas para que germinaran.
Hay que aceptase tal cual uno es.

Fiaris.

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.