15 jul. 2019

Vasija rota.




imagen de internet.

Hoy he leído algo que me ha dejado reflexionando.
Era un cuento o leyenda,sobre el quererse tal cual somos.
Un aguatero trasladaba agua desde un manantial a casa de su amo.
Al final del trayecto solo llegaba una vasija llena y la otra por la mitad.
Un buen día la vasija rota le dijo al aguatero que le apenaba mucho lo que sucedía a causa de sus roturas.
Entonces este le contesto que si había visto las flores que habían crecido en el camino.
Míralas y te sentirás orgullosa,al día siguiente,le pregunta¿las has visto?si le contesta son muy bellas pero tu pierdes dinero cada día por mis fallas.
Si no fuera por tus grietas las flores no hubiesen nacido,siempre he sabido de tus grietas y sembré las semillas para que germinaran.
Hay que aceptase tal cual uno es.

Fiaris.

12 comentarios:

  1. Que hermosa reflexión y que cierto es que debemos aceptarnos tal como somos. Yo no me pinto las canas y a todos los que me cuestionan les digo que me acepto tal como soy y así es. Abrazo y saludos amiga.

    ResponderEliminar
  2. Para reflexionar, aceptarnos como somos nos hace mas felices. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muy bella reflexión, nos hace pensar en muchas cosas... abrazos

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho.
    Una bonita lección.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Una bella reflexión.

    Un cálido abrazo Ester

    ResponderEliminar
  6. Lo había leído hace tiempo y me gustó. Una reflexión muy bella. Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Sencillo y bello al mismo tiempo ;) un beso con mucho cariño :*

    ResponderEliminar
  8. Precioso, todo tiene una razón de ser o estar.
    Besos 🌺

    ResponderEliminar
  9. Muy bonito.
    El otro día me fijé en el refrán del cántaro, definitivamente roto, que se convierte en tiesto de flores.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Muy bien.
    Nadie nos quiere más que que nosotros mismos.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  11. Bonito, para pensar en la aceptación, sin tanta exigencia.
    Besos.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.