24 may. 2019

Fábula con moraleja.

Ideal para estos momentos en Uruguay.

Las ranas vivían en el caos y la anarquía, y estaban cansadas de esta situación. Así que mandaron una delegación para pedirle a Zeus, el rey de los dioses, que les enviara un rey.
Zeus, atendiendo su petición, les envió un grueso leño a su charca.
Las ranas se asustaron con el ruido que hizo el leño al caer, y se escondieron entre ramas y piedras. Por fin, al darse cuenta de que el leño no se movía, fueron saliendo de sus escondites. Poco a poco, dada la quietud que reinaba, las ranas comenzaron a despreciar al nuevo rey, brincando sobre él y sentándosele encima, burlándose continuamente.
Al poco se sintieron humilladas por tener un simple leño como monarca, y volvieron a ver a Zeus, pidiéndole que les cambiara al rey, porque éste era demasiado tranquilo.
Entonces Zeus, indignado, les mandó una serpiente de agua muy activa y movediza que, una a una, las atrapó y devoró sin compasión.

La moraleja de la fábula

A la hora de elegir los gobernantes, es mejor escoger a uno sencillo y honesto, en vez de a uno muy emprendedor pero malvado o corrupto.

21 may. 2019

Caso real.




Si quieres que algo quede en el pasado,se debe entrenar el cerebro.
El tema no es fácil,cuando te sientes liberado,que pasa?,el arremete.
A causa de un nombre,una pregunta,un comentario.
Y ahí vuelta a empezar,y machacar y machacar y volver a liberar.

Fiaris.
Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.