Atardecer en Punta del Este.

1 sept. 2011

Volvió ,la rata de la biblioteca.



Si la ratita salió a leer libros viejos y se encontró con esto:

EL ESTUDIANTE Y EL GUSANO DE SEDA.

Un colegial aburrido
del trabajo y de la escuela,
se decía:¡Que felices
las mariposas! Las penas
y las cargas del estudio
no se han hecho para ellas,
que a su antojo por los prados
a todo momento vuelan.
¡Que triste la suerte mia!
entregado a las tareas
y pensando eternamente
en el libro y la maestra.
En esto, advirtió en la hoja
de una verde enredadera,
a un gusano que labraba
con admirable paciencia
su capullo.Preguntóle
el niño con extrañeza:
Dime infeliz compañero
¿como se explica que puedas
ocuparte con agrado
en hacer tu propia celda?

Y respondióle el gusano:
Hoy trabajo con firmeza
y me encierro alegremente,
porque hallaré recompensa
muy pronto; mañana mismo
de esta obscurisima pieza
he de salir trasformado
en una rosa que vuela,
en una mariposilla
libre,dichosa y esbelta,
poseedora de mil flores,
dueña de hermosas riquezas.
José H. Figueira.
(copiado textualmente con escritura de vieja usanza)

13 comentarios:

  1. Hola Fiaris,
    Una bonita historia que garantiza la recompenza de un trabajo y una constancia.
    Un abrazo.
    Ricard

    ResponderEliminar
  2. Excelente!!
    http://labandasiguiotocando.blogspot.com/2011/09/esta-vez-la-estrella-fue-el-violin.html

    Cariños
    PRINCESA ADORA

    ResponderEliminar
  3. Precioso poema Fiaris el que hoy nos muestras... el trabajo siempre tiene recompensa, aunque sea duro, dificil y nos cueste creerlo...
    Buena lección la que dió el gusano a ese niño...

    Un besito guapa..

    PD: gracias por tenerme en tu casa, es un honor.

    ResponderEliminar
  4. Muy bello y aleccionador. Me ha encantado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es delicioso, Fiaris. Muy lindo.
    Abrazos y cariños.

    ResponderEliminar
  6. Hola amiga ¡Cuanto tiempo!Vuelvo aunque pausada a este mundo que de alguna manera echo de menos y me encuentro en tu blog con esta fábula que me viene de perlas para mi hijo.
    Un besazo y gracias, ahora voy a contarle una historia al mozo

    ResponderEliminar
  7. Bella la historia, da fuerzas y forma al fin de semana.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Esta historia nos podría enseñar que conseguir lo bueno cuesta un esfuerzo, o que éste siempre tiene una recompenzas... Aunque la sociedad actual se empeñe en mostrarnos lo contrario.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Que gran lección encierra este texto. Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  10. Hola mi querida Fiaris, siempre se aprende de las historias , de los cuentos, me ha gustado mucho el que hoy nos presentas.
    Gracias
    Con ternura
    Sor.cecilia

    ResponderEliminar
  11. Tengo dicho poema y fábula a la vez en el libro de 5to. grado escolar, "VIDA"

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.