Del jardín al blog.

9 oct. 2011

La percepción.




Dice Chopra:Cuando se limpian las puertas de la percepción,comenzamos a ver el mundo invisible(el mundo del mago).

Y sobre esto reflexiono pensando,si exploramos dentro de nosotros buscando limpieza interior,tal cual si fuésemos un minúsculo duende urgador con que nos encontraríamos?
Podríamos liberar toxinas emocionales?
Es la energía interior que saldría a luz para brindarnos beneficios.
Fiaris.

21 comentarios:

  1. Ojalá sea así Fiaris, auqnue para llegar a tal estado debemos trabajar mucho. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. Fiaris Interesante entrada porque buscar fuera lo que tiene internamente en el interior de cada persona está el conocimiento que a veces buscamos fueras.

    Un cordial saludo de José Ramón desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  3. EXCELENTE Y CERTERO PENSAMIENTO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  4. Buena pregunta, creo que nos sorprenderíamos de algunas cosas encontradas.
    Buena semana
    Besos
    Mabel

    ResponderEliminar
  5. Ayyy si sacáramos todo lo que llevamos dentro...cuantas sorpresas nos llevaríamos!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. A veces buscamos fuera lo que tenemos dentro... creo que por temor a encontrarlo...

    besos

    ResponderEliminar
  7. Pues yo creo que sí Fiaris. Estamos acostumbrados a eliminar toxinas de la piel pero...¿qué ocurre con las de la mente?...también es bueno sudarlas y eliminarlas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Somos minúsculos pero esas toxinas, en algunos casos grandes, podemos eliminarlas ;) TQM
    Besos enormes

    ResponderEliminar
  9. Hola Fiaris

    Ojalá pudiéramos eliminar esas toxinas. Será cuestión de ponernos a ello, nunca se sabe con qué estupenda sorpresa nos vamos a encontrar. :D.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Creo que si nos buscaramos por dentro encontrariamos respuesta a muchas preguntas...Algunas igual no nos gustarian, otras en cambio podrian cambiar nuestra percepción de la vida.
    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  11. Querida Fiaris: Un día, llena de toxinas emocionales, como tú las llamas, me lancé y empecé a escribir en mi blog. Puedo decir que he encontrado en él la mejor terapia para mi angustia.
    Aprovecho para agraderos a todos los que participáis en él, me habéis ayudado muchísimo.
    Abrazos en el alma.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  12. Perfectísima frase, pienso que querer es poder.
    Besos, muy feliz semana para ti amiga

    ResponderEliminar
  13. Los pensamientos positivos actuan como un excelente limpiador de mentes y espiritus, y lo mas lindo que es gratis.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Ese mundo que solo la inocencia logra ver no????

    Cariños

    ResponderEliminar
  15. Buen post Fiaris...Me gusta limpiar los armarios para liberar virus y toxinas,y tirar lo que no necesito y quedarme con lo justo y necesario...Gracias por tu visita...Besos

    ResponderEliminar
  16. Opino como TR en la medida que nuestra mente actúe en forma positiva y sana, lo malo desaparece, porque no tiene energía para seguir destruyendo.
    Un besito Fiaris.

    ResponderEliminar
  17. Pues podemos encontrarnos con todo lo feo que hemos hecho y tal vez por eso no nos adentremos con frecuencia en nosotros mismos...
    Montones de besazos mi linda y dulce Fiaris TQM amiga,

    ResponderEliminar
  18. Buenas noches

    Siempre seremos amigos para contar alegrías y tristezas, una a una y así tendremos como testigos
    al sol, al viento, a la noche, o a la luna.

    Un abrazo de feliz día de la Hispanidad

    ResponderEliminar
  19. Una opinión muy interesante y que comparto en su complejidad porque no es fácil ni bucear al interior ni crearnos libres de perjuicios y maldades pero: Se aprende y cuando vemos la luz TODO SE ILUMINA.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Una purga de toxinas, me gusta. Habrá que ponerse en campaña!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.