A la tarde, Punta del Este.

19 abr. 2012

Pasea en otoño.

Pasea a pies descalzos 
sobre la espesa hierba
recorre vastos senderos
que ya van llenándose de hojas secas.
Con sus colores ámbar,
amarillos,rosas,beige.............
Bajo sus pies crujen
y es como una música 
para su alma.
Esta llegando la tardecita
comienza el regreso
y entre los árboles
se dibujan sombras
con los últimos 
rayos del sol.
Fiaris.

13 comentarios:

  1. El otoño es precioso. Toda una alfombra de color calido se muestra a nuestros pies.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me gusta este poema otoñal, es muy bella esa estación, saludos

    ResponderEliminar
  3. Un bello paseo en una estación que adoro.Puedo oír el crujido de las hojas y el aroma de ese bosque...
    Mi beso.

    ResponderEliminar
  4. He recordado con el poema las sensaciones que se despertaron en mi en una conviviencia de zen que nos aconsejaron pasear por la hierva verde del jardin con los pies descalzos...en silenco y caminando abiera a la experiencia....inolvidable!
    gracias por compartir tanta belleza , un abrazo de Begoña !

    ResponderEliminar
  5. Fiaris, me he sentido abrazada por tu hermoso otoño.
    pronto estaré en Argentina y espero que puedes leer mi libro de infancia, es chupi jaja!!
    Te quiere
    Sor.cecilia

    ResponderEliminar
  6. Me encanta esa sensación de caminar descalza y disfrutar el sonido.
    Besos enormes mi niña :) TQM

    ResponderEliminar
  7. Aquí tenemos los colores de la primavera, pero el otoño es inigualable.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Aquí estamos en plena primavera y ahí en pleno otoño... a disfrutarlo, Fiaris.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Buen día Fiaris. Roos ha podido entrar...pásate poe el blog;
    Cuaderno de colores que a lo mejor si puedes entrar seguro que te gusta ha quedadogenial!!!! Un abrazo de Begoña

    ResponderEliminar
  10. Me encanta caminare n otoño descalzo sobre las hojas caídas de las hayas.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  11. Compartes con calidas palabras tardes presentes y venideras.

    El abrigo se va haciendo necesario, felices quienes lo tienen.

    Cariños domingueros

    ResponderEliminar
  12. Hola paso de visita por tu blog y me gusta, que precioso el poema me a gustado mucho mi visita. Saludos

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.