Atardecer en Punta del Este.

26 jun. 2016

Te la quedas o la descartas.



imagen de internet.

Hay un dicho que reza:
"tropezar no es malo,lo malo es encariñarse con la piedra"
Primero hay que ver el interior de la piedra,
y convivir un tiempo con ella,
para después ver si se devuelve al lugar del tropezón,
o te quedas con ella siempre.

Fiaris

11 comentarios:

  1. Menos poético pero hubo un tiempo que de mis viajes me traía una piedra, sin necesidad de haber tropezado con ella. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ufff!, ya no recuerdo las veces que tropecé en la misma piedra.
    Pero aquí estoy, intentando de nuevo, jeje.
    Buen verso para meditar.
    Feliz semana.
    Un abrazo Fiaris.

    ResponderEliminar
  3. Cada piedra que encontramos en nuestro camino nos da una lección y una vez aprendida esa lección pasamos pagina y dejamos que otros aprendan con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tengo la vana idea que las piedras son piedras
    Como dice el dicho ....al que nace barrigon es anudo que lo fajen !!!!
    Cariños en este dia tan gris que apena a la naturaleza no????

    ResponderEliminar
  5. Todo tiene un sentido, a veces tropezar significa aprender, entonces valoramos la piedra...En cualquier caso, todo lleva su tiempo y su verdad. Las piedras están ahí marcando el camino.
    Mi abrazo y mi cariño, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, hoy he tenido una situación de esas.
    Y he rechazado la piedra.
    Ahora pienso que quizá debería haberlo pensado un día más.


    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¿Tendrá interior la piedra?

    Saludos Fiaris.

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante... Me dejas pensando, porque he sido de tropezar mucho. Tengo que aprender a esquivar, rodear, brincar o levitar.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.