Del jardín al blog.

12 nov. 2016

Es en vano.


12 comentarios:

  1. Está claro que si la persona no está dispuesta, nada hay que hacer.
    Feliz finde Fiaris.

    ResponderEliminar
  2. El problema es que tampoco se puede sacar a alguien que si quiera salir pero la puerta esté cerrada...

    O no haya puerta...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que verdad más grande dicen esos pétalos de la blanca margarita.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. Sin duda... la gente se hace adicta a sufrir, para justificar el no hacer. Es terrible porque dejan ir la vida y cuando al fin desean vivir, ya se les acabó la oportunidad.
    Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  5. El libre albedrio hace estar a la persona en el lugar que elije Saludos

    ResponderEliminar
  6. Desde luego que eso es muy difícil.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Qué verdad tan abrumadora! Un abrazo, Fiaris!

    ResponderEliminar
  8. Muy cierto, algunos hasta en la cárcel pedirían quedarse aunque los invitaran a abandonarla.

    Besos.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.