1 dic. 2016

Y recurro a Mafalda,nuevamente.





Y comienza el último mes del año.
Y empieza el tema.
¿Cual es el tema?
El famoso y nunca bien ponderado(jiji)
balance de la vida.
Me disculpan pero no me va.
Y hacen balance de si fue bueno de si fue malo,
de como será el que viene,etc,etc.........
Los respeto,pero para mi modo de ser,esto no va.
Pasamos de diciembre a enero y la vide sigue,
así de simple lo veo yo.
Modos de pensar que le dicen.

Fiaris.

11 comentarios:

  1. No me gusta para nada diciembre, hay mucha hipocresía, y mucho cinismo entre la gente, con la navidad de la leche. Y no me gusta, porque cada vez hay más maldad, y en este mes, todos quieren ser buenos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Así de simple lo veo yo también.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Te doy toda la razón.
    Mafalda me encanta, gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Un año más o uno menos, da igual. Besetes.

    ResponderEliminar
  5. Y como dice una canción: La vida sigue igual.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo contigo Fiaris
    Si queremos cambiar lo podemos hacer en cualquier momento
    El pase del año lo veo como un momento de esperanza
    Cariños

    ResponderEliminar
  7. Ni el cambio de mes, ni de año, ni los aniversarios, ni casi las estaciones. No me afectan ninguno, no marcan diferencias sustanciales, estas llegan despacio y se van acomodando. Pero si hay que celebrarlo yo la primera. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. No me gusta este mes, y mucho menos estas fiestas, como por ahí dicen, mucha hipocresía.
    Vengo tarde porque mi mama tuvo una caída, y aunque no se ha roto nada, está sin poder andar, aunque ahora mejor.
    Abrazo Fiaris. Feliz finde.

    ResponderEliminar
  9. Todas las épocas tiene su encanto Saludos

    ResponderEliminar
  10. Aunque me gustan las fiesta navideñas, reconozco que voy a estar igual que el mes pasado y seguiré lo mismo en enero, febrero, etc..

    Un abrazo Fiaris.

    ResponderEliminar
  11. Me identifico mucho con tu entrada. La vida no es la contabilidad de una empresa.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.