29 may. 2017

Teoría de los tres tanques.Interesante.

Parte de una nota sacada del diario El País.


Podemos pensar la relación entre energía, dinero y tiempo como la de tres tanques que se van llenando o vaciando de manera independiente y por distintos motivos.
La mayoría de la gente inicia su proyecto de vida adulta con el tanque de tiempo casi lleno y disponible para destinarlo tanto al trabajo como al estudio. Algo semejante ocurre con el de energía, que funciona al 100%. En la otra vereda, el tanque de dinero suele estar casi vacío.
Luego, al llegar a los 40, podemos ver la aguja de nuestro tanque de energía en tres cuartos, mientras que el de dinero contiene una buena cantidad de líquido, aunque aún le falte para llenarse. El del tiempo, en cambio, se encuentra casi vacío, puesto que destinamos la mayoría de las horas más productivas del día a la obtención de recursos financieros para un retiro calmo.
Por último, durante la vejez, los tanques de tiempo y dinero pueden estar llenos (uno aparece libre de horarios y el otro, rebosante de billetes, al menos debería), pero el tanque de energía ya casi no responde.
La clave reside en llenar a la vez los tanques de tiempo y dinero entre los 30 y los 45 años, cuando aún queda bastante energía por gastar. En busca de esa meta, repasemos algunos conocimientos:
1) Un solo tanque es lo que quieren otros, no lo que quiero yo. Debemos cuestionar ese principio de nuestro imaginario social que considera a las personas "muy ocupadas" como "muy importantes". Desafiemos el éxito basado en el sacrificio, tan arraigado en nuestra moral del trabajo.
Ser rico y exitoso en nuestra sociedad implica tener lleno el tanque de dinero y vacío el de tiempo, destinando toda la energía a la acumulación de capital y no al goce de la vida. La riqueza y el éxito pasan por tener los tres tanques funcionando por encima del 50% de su capacidad.
De igual manera, cometemos un error cuando pensamos en la pobreza como una mera limitación económica. Podemos ser "pobres de tiempo" y acumular deudas sociales que se vuelven nocivas tanto para nosotros como para nuestro entorno. No prestamos atención a la importancia de las relaciones sociales en nuestras vidas y ponemos a las necesidades del futuro por encima del presente, con lo que ese futuro quizá nunca llegue como lo proyectamos.
2) Los tanques son independientes. Desde niños, nos quieren hacer creer que tiempo y dinero dependen el uno del otro. Sin embargo, la realidad muestra lo contrario: sobran personas que emplean su tiempo en actividades lúdicas o no lucrativas mientras ganan dinero gracias a labores que realizaron en el pasado o una sola vez, conocidas como VAI (Vehículos Automatizados de Ingresos)
La relación entre tiempo y dinero o ingresos es algo que más temprano que tarde la escuela y la universidad deberán abordar, puesto que la robotización y la automatización de las industrias están generando un número creciente de personas desempleadas sin posibilidades de reinserción laboral pero con la necesidad de seguir participando del consumo para vivir y para sostener la actividad económica.

10 comentarios:

  1. Las nuevas generaciones llegarán a la vejez con los tres tanques vacíos y con un pronóstico de vida mucho más alto. Alucinante futuro.
    Besos de anís.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena e interesante entrada para reflexionar. Lo que sirvió en el pasado no sirve para las nuevas generaciones. El mundo ha cambiado.
    Abrazo, Fiaris

    ResponderEliminar
  3. Cuanto antes se pongan a buscar soluciones tanto mejor, la primera y mejor es que haya trabajo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hay personas que a los treinta no han encontrado ni su primer trabajo, así es imposible llenar nada.
    Besos, buena semana 🌷

    ResponderEliminar
  5. Interesantisimo
    Entre tu y yo Fiaris por aca el tanquecito del dinero lo han llenado de otra formaaaaaaaa
    Cariños

    ResponderEliminar
  6. Después de muchos años nos damos cuenta de que lo más importante es la energía y el tiempo, que debemos aprovechar, no sólo en llenar el arca del dinero, también en cuidar el espíritu, porque al fin y al cabo es lo más importante.
    Gracias por tu cercanía, Fiaris.
    Mi abrazo siempre, amiga.

    ResponderEliminar
  7. Cada vez envidio más la vida sencilla de nuestros antepasados.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. La vida actual, no es nada fácil, y cada vez creo que se va a poner peor. Sino hay trabajo no hay dinero, y sin dinero no hay nada. Con esto puede ser que más de uno, diga que eso es de ser muy materialista, pero eso hay, y no hay que darle más vueltas. En la pobreza y miseria nadie es feliz, y sin el vil metal no somos nada.

    Besos.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.