Del jardín al blog.

23 jul. 2014

Que ves cuando te ves.




Te paras frente al espejo.
¿Que ves?
Algo agradable?
Algo que te disgusta?
Difícil tarea,aquella de verte y quererte.
Trabajar en eso es imprescindible.
Mirarte y decir ¡que bien,soy como quiero ser!

Fiaris.

14 comentarios:

  1. quererse a uno mismo realmente, es tarea difícil pero esencial....

    ResponderEliminar
  2. Yo ya no me veo al espejo. Ahora utilizo uno tan pequeño que solo me veo el ojo.

    Saludos Fiaris.

    ResponderEliminar
  3. Fiaris Qué difícil es verse en el espejo, puede pasar por mi blog que tiene una sorpresa Saludos

    http://creatividadeimaginacinfotosdejosramn.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. ¡Ya lo creo que es difícil!
    Aceptarse, quererse, valorarse... a las mujeres, en general, nos cuesta.
    Y es esencial hacerlo para evolucionar y crecer.
    Un abrazo, Fiaris.

    ResponderEliminar
  5. me veo y no me lo creo
    pero me acepto
    hago que me acepten
    y empiezo a creer
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Sólo me miro para afeitarme.
    Y gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno, Fiaris...Esa autoestima hay que cuidarla mucho y encontrar el equilibrio interior, que nos ayude a seguir adelante con paz y confianza en uno mismo...Mi gratitud y mi abrazo siempre, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  8. Unas veces me quiero mas otras menos, al tiempo me quiero mucho...
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. No hay nada más difícil que enfrentarse a sí mismo.
    Acabo de descubrir su blog, me quedaré aquí unos momentos si lo molesta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Es de las cosas más difíciles que he intentado hacer en mi vida, pero cuando lo vas logrando es de las cosas más reconfortantes que existen, por lo menos para mí.
    Besazo

    ResponderEliminar
  11. Pues sinceramente yo hay días que me veo mas guapo y otras mas feo, pero quererme? siempre me quiero. Me miro al espejo y me digo: arkaitz! hoy hay que comerse el mundo. Y funciona, vaya que funciona!
    Y siempre el espejo bien limpio, eh!

    Besos Fiaris! un placer como siempre estar por aquí!

    ResponderEliminar
  12. ...buscando siempre el punto de inflexión, ya sabes aquel por el que se pasa del cóncavo al convexo. Imperceptible, pero real.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.