11 may. 2018

Se las lleva el viento?




Eso de que las palabras se las lleva el viento.
Para mi no es así.
Las palabras se dicen y dichas están,ellas son buenas,malas,hirientes,tranquilizantes..................
Están las que dejan huellas y están las que entran por un oído y salen por el otro.
Que me dijo,que le dije,que escuche...................
Pero también pasa que si no hay palabras es peor que si las hubiera.
En fin Pensamiento nocturno.

Fiaris.

10 comentarios:

  1. Me gusta tu pensamiento nocturno, yo tambien creo que el viento no se lleva las palabras. Buenas noches

    ResponderEliminar
  2. Qué va... si las palabras construyen o destruyen. Pienso como tú al respecto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Fiaris, es un dicho pero que no es así, para bien o para mal las palabras se quedan y muchas veces hiriendo mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Aunque hay palabras que hieren y duelen, yo creo que tarde o temprano se las lleva el viento o al menos debería llevarselas, mientras que lo que se escribe perdura ¡y más ahora con las redes sociales, jeje!
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. Las palabras tienen mucho peligro.
    Yo casi prefiero los silencios.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Bueno es la forma mas facil de comunicarnos
    A veces son tan falsas que de solo oirlas asombran
    Pero tambien las hay muy creibles y amorosas
    Cariños

    ResponderEliminar
  7. Lo dicho, dicho está... ya no se puede borrar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Como no se las lleva el viento, por eso hay que pensar antes de decir palabras de las que nos podemos arrepentir. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. La mente y el corazón se encargan de guardar en la memoria las palabras que nos han impresionado o emocionado...Debemos cuidar lo que decimos y cómo lo decimos...
    Mi abrazo, Fiaris.

    ResponderEliminar
  10. las palabras nos construyen o destruyen, un abrazo Fiaris

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.