28 nov. 2017

Reedito,El desmedido énfasis.



El desmedido énfasis de la competencia es el motivo de que aparentar resulte más importante que ser.

Pero el temor a causar una mala impresión es uno de los peores enemigos del aprendizaje.

Aprender implica reconocer que hay cosas que se ignoran y realizar actividades que no se dominan.

Sin embargo, en la mayoría de las empresas la ignorancia es interpretada como signo de debilidad y la incompetencia temporal como defecto.


Peter Senge.

8 comentarios:

  1. Ese es el problema , que cuando uno no sabe hacer una cosa, o la ignora, no hay que tener reparo en decirlo, ya que de lo contrario no se aprende, y si se aprende mal. Ahora a un jefe no se le puede corregir nada, porque ellos son seres sobrenaturales que lo saben todo.

    Besos Alfa.

    ResponderEliminar
  2. La competencia desmesurada está somentiendo al humano a un estrés horrible. De él dependerá vivir más de acuerdo a sus posibilidades y dar prioridad a lo esencial, para encontrar armonía y paz interior.
    Un beso, Fiaris.

    ResponderEliminar
  3. Nos olvidamos de ser auténticos, de llevar nuestro propio ritmo y reconocer con humildad lo poco que sabemos...La apariencia materialista está por encima del espíritu y ello pierde al mundo, es cierto...Por eso es necesario volver a la sabiduría de la naturaleza y tomar de ella su sencillez y autenticidad.
    Mi abrazo y mi cariño, FIARIS.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo.
    Es así, y es un círculo vicioso del que no salimos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hay que ser autentico y no tener miedo al ridículo, preguntar suele funcionar muy bien. Un abrazuco

    ResponderEliminar
  6. Al paso que vamos se deberá nacer ya sabiendo...
    Besos 🌷🌷🌷

    ResponderEliminar
  7. Siempre ha sido así por desgracia, la apariencia pesa más en la balanza.
    Feliz día Fiareis.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Parece que hay que nacer aprendidos.
    Muy buena reflexión, Fiaris

    ResponderEliminar

Tus comentarios me importan mucho gracias por dejarlos

Fiaris por decisión propia bloguera por casualidad.